Archive for the ‘FAMOSAS COMO NOS GUSTAN…’ Category

JESSICA ALBA Y SUS SECRETOS DE BELLEZA

julio 3, 2009

JESSICA ALBA HOT

   Buscaba buenos toros que ordeñar.

  -La lozanía de mi rostro se lo debo a la leche. Cada mañana, y a veces a medio día y en las tardes antes de llegar a casa, me la dejan untada de tan rica crema. Es magnifica, deja la piel tersa. Y sabe bien. No se sí untármela o tragarla. A veces hago las dos cosas. Por suerte siempre hay de donde sacar más. –sonríe, mirando al chico que entra para llevar un recado, sorprendido de verla así.- Ven acá, bebé, báñame de más leche…

   Y así lo hacía, ¿quién se resistiría a ayudarla? No había un espectáculo más bello que Jessica bañada en leche, feliz de tener tanta para sí.

Julio César.

NOTA: Imagino que saben que son montajes. Un juego. No estoy metiéndome con esta belleza de mujer.

SARAH MICHELLE GALLER ACONSEJA A LAS JOVENES

junio 13, 2009

SARAH MICHELLE GELLAR HOT

   Dos eran buenas, tres… mejor.

   A la joven le quedó la maña de quedar bien estacada. No podía resistirse a una que se bamboleara erecta en el aire. Desde la serie con el vampiro aquel, extrañaba eso: un buen palo duro, el cual usar y abusar.

   -Sí, ¿qué puedo decirles? Me acostumbré a los buenos troncos, aunque no todos lo tienen como Ángel, pero eso se compensa con dos. –confiesa Sarah, mientras gime, bañada en sudor entre esos dos carajos a quienes tropezó en la calle, y a quienes sutilmente les indicó que quería acción.- ¿Un consejo para principiantas? Bien, pasa entre dos carajos, alarga las manos y sóbale los paquetes con dureza sobre los jeans. Así entienden sin que una hable, y tienes seguridad en lo que buscas: si se paran, son duros y largos, son para ti. Así lo hago yo.

Julio César.

SALMA HAYEK CELEBRA A TODO DAR…

abril 5, 2009

salma-hayek-caliente

   Así se la enfriaba un poquito.

 

   -Bueno, a mí… -jadea, ensalivados sus labios de tanto mamar ese güevo babeante, empujando todo lo que puede la botella de frío champán.- …me gusta tomármelo todo. Como mi cinta es todo un éxito, decidí celebrar tomándome un buen buche de leche caliente, y esta champañita helada para mi cuchara… que bastante trabaja también.

 

Julio César.

 

NOTA: Imagino no debo aclarar que esta fotografía está trucada, y que ni de pasada, lamentablemente, conozco a la señorita Hayek.

JENNIFER ANISTON ADMITE…

marzo 31, 2009

jennifer-aniston-puta

   Hace tiempo mientras llegan sus amigos…

 

   -Pues… -dice con voz ronca e insegura, Jen, entre leves jadeos mientras se clava el enorme consolador en su ardiente cuca, tan necesitada de atenciones.- …sí, me dolió la separación. ¡Me dejaba por esa zorra! –se acalora todavía, tensándose sobre la cama al metérselo todo y hacerlo vibrar en lo más profundo de su vagina.- Pero tampoco me di tanta mala vida. No valía la pena. Si la hubiera tenido aunque sólo fuera la mitad de esto… sí habría luchado. –y grita casi a punto del orgasmo, cuando entran sus tres amigos de siempre, a darle lo que tanto necesita.

 

Julio César.

SALMA HAYECK Y SECRETOS DE COCINA

marzo 17, 2009

salma-hayeck-caliente

   Cocinaba almejas con calor humano…

 

   Maldita sea, se dice mientras gimotea de gusto, ¡ya no debía recibir a nadie en la cocina! Esa vaina la emocionaba, emputecía en una cocina, un secreto bien guardado. Que un macho la arrojara al mesón, abriéndole las piernas, apartándole las pantaletas y clavándole dos dedos en su cuca ya mojada, la hacía gritar. Todos se daban cuenta, y cuando alguien como el tipo del gas, venía a comprobar algo, esperaban tenerla allí. No había emoción más grande para Salma que estar sobre ese mesón de madera cruda, siendo cogida duramente, pellizcadas sus tetas, acariciado su rostro, chupando un dedo del carajo (cuando se agotaba de comer güevo… y no había lugar mejor que la cocina para eso), mientras le martillaban duro la cuca o el culo. Algunos le habían enterrado un pepino, una zanahoria y hasta un pedazo de yuca en su vagina. Le gustaba de todo, azotes en las nalgas o comer vergas mientras le metían tres dedos en el culo. Y siempre terminaba con ese bonito rostro transfigurado de placer… totalmente bañado de leche. Sí, le conocían ese fetichismo y esos carajos la tenían bien cogida… en la trampa.

 

Julio César.

LA KOURNIKOVA JUEGA A DOS RAQUETAS

marzo 12, 2009

anna-kournikova-hot

   -Ahhh… sí, papis, sí…

 

   Sorprendida en plena faena la famosa tenista, mientras gemía subiendo y bajando su hermoso trasero sobre esas dos vergotas que le daban hondo y donde la gustaba, accedió a declarar un poco. Sólo un poco porque era tiempo de tirar y le aterraba que a sus dos amigos se les bajaran los ánimos.

 

   -No, no es que lo engañe. Él anda cantando por ahí, pero yo también tengo mi corazoncito. Estoy sentida porque después de tanto tiempo aún no dice nada de matrimonio… -y grita cuando su hunden, por ritmo, las dos al mismo tiempo.- ¡Hummm…. Sí! –y agita ese culo, recuperando el hilo.- Lo amo, pero me desespero. Una chica necesita atenciones y seguridades. Estoy chapada a la antigua y quiero casorio. Y sí, estoy con estos dos, Hank no pudo llegar y por eso no estoy mamando también… pero sigo cuidado lo que es de mi cantante… sólo me los meten por el culo y… ¡Ahhh! –no termina, los chicos aumentaron el ritmo y la joven saltaba y gritaba con vigor, decidida a ganarse el puesto de la número uno… como puta caliente.

 

Julio César.

 

NOTA: Saben que es un montaje y algo ficticio, ¿verdad?

SALMA, LA SALVAJA

marzo 3, 2009

salma-hayek-hot

   Le encantaban así, grandotes…

 

   Me dijeron que la sorprendiera en su camerino (le encanta dar entrevistas), y realmente la sorprendimos Gabriel, mi fotógrafo, y yo. Al muy perro le alcanzaron los reflejos para tomar la instantánea de Halma saltando. Sonriente, gimiendo, subiendo y bajando sus hermosas nalgas, llevando y trayendo su dilatada y rica cuca sobre el enorme falo, dejando de mamar un rato su gruesa y babeante chupeta, la estrella nos miró.

 

   -Llegan justo a tiempo… ¡Ahhh…! -el carajo bajo ella subió sus caderas dándole fuerte con su tranca.- Tú… -le dijo a Gabriel.- Sácatela que quiero mamar más. Y tú… -a mí.- Muéstramela y clávamela duro en el culo. Y dense prisa que estoy que reviento.

 

   Y casi la reventamos a fuerza de bombeos y de güevos. También de leche. Ella gozaba como toda hembra caliente atendida por cuatro vergas erectas. Qué mujer; esa boca, ese culo y esa cuca caliente eran capaces de acabar con un batallón entero.

 

Julio César.

JESSICA GOLOSA

diciembre 15, 2008

eso-es-jessica-alba

   -Coño, mi amor, no te arreches y ven tú también…

 

   Entre jadeos y risas, Jessica sube y baja sus caderas, sintiendo como entran alternativamente esos dos güevotes duros, largos y calientes que la fregaban por dentro, que la hacían delirar, que le soltaban sus juguitos que la llenaban de calor. Grita que más rápido, que le destrocen ese culo, que le claven ese tronco bien adentro en su vagina; gime mirando sobre su hombro, bella, con su largo cabello, pidiendo que lo meta todo, mientras el negro debajo de ella le aferra las caderas, le muerde una teta, y empuja su tranca una y otra vez. Ella ríe y grita, las siente, las dos, quemándola, una contra la otra, imagina que cada uno de ellos, el técnico de sonido y el luminito, pueden sentir la verga del otro. En un momento dado comienzan a cepillarla a dúo, como sueñan todas las mujeres conque le hagan un día el marido y su mejor amigo, y ahora sí que grita feliz, con esos gemiditos de mujer puta que goza bastante de los hombres y que tanto excitan. Es cuando la puerta se abre y…

 

   -¡Jessica… ¿qué haces?! –jadea impresionado, su marido, el padre de su hijo.

 

   -Ay, mi amor, menos mal que llegaste… -grita con su carita risueña, sacando mucho la lengua.- ¡Necesito mamar un güevo grande como el tuyo ya!

 

Julio César.

 

NOTA: Son montajes, ¿okay?

JESSICA SÍ SABE SACARLE EL JUGO LA VIDA

diciembre 7, 2008

jessica-alba

   Mientras más grande, mejor…

 

   -Uggg… -escapaba de su boquita mientras golosa sube y baja, tragándose el duro y cálido güevo babeante.

 

   Así es nuestra Jessica Alba en el plató. Cuando no está filmando, está mamando. Y vaya que le encanta tragarse un buen güevo, a veces dos o tres. Sentir la leche ahogándola, cubriendo su lengua, saboreándola, bañándole el rostro de donde lo tomaba después, era la gloria para ella. Por eso era tan popular a la hora de trabajar, desde compañeros a actores, hasta luminitos como el amigo presente, si la tenían grande, gorda y llena de leche, estaban bien para nuestra dulce y famélica nena. ¡Sigue así, Jessie!

 

Julio César.

 

NOTA: Saben que es un montaje, ¿no?


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.