CON FUEGO EN EL C…

mujer-caliente1

   Le quemaba tanto…

 

   -¡Oh, Dios, síiii! ¡Hummm…! Si, si, lo admito, soy toda una puta, en cuanto mi marido sale tengo que meterme la mano y este consolador por el culo, ¡es que me arde! Y él sólo me coge de cuatro a cinco veces por semana, y a veces no quiere clavármela por el chiquito, aunque grito y le lloro para que le de machete a mi huequito. O me compró un perol de estos más grande, rugoso y duro… o voy a terminar poniéndole los cachos… ¡y deseando que me los metan por el culo también!

 

Julio César.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: