DIARIO VEA: ¡EXTRA, EXTRA VEA LO QUE “VEA” VIO!

vea-y-le-digo

   El Gobierno siempre se queja de que Globo visión, una televisora de señal abierta que únicamente tiene potencia para transmitir en la región Centro Norte, y El Nacional, un periódico grande e incómodo, apabullan al régimen con sus mensajes subversivos, traidores y cobardes. Es increíble tanto poder comunicacional cuando el Gobierno logró censurar las noticias, mantiene cobrando a un grupo de vividores en CONATEL para perseguir a periodistas, y es dueño de una inmensa cantidad de medios radio eléctricos. Ellos no entienden qué pasa, ¿por qué la gente ve Globo visión y no VTV? La cosa no es tan complicada… sus medios sólo transmiten basura y ya todo el mundo se dio cuenta. ¿Quién pierde su tiempo sentándose a ver nada, y menos “noticias”, en VENEZOLANA DE TELEVISIÓN, Tves, VIVE TV y otros. Y es que son chimbos y sin remedio.

 

   En medio de la locura que siguió a la fuga de Nixon Moreno de sus manos, líder estudiantil perseguido político de Hugo Chávez (ah, el ministro Al Assaime no se consuela, él ya se veía atrapándolo con sus manos, aplastándolo contra una pared y… cuánta pasión), el diario oficialista Granma, digo VEA, lanzó una portada sensacional: ¡captaron en una imagen, al Nuncio Apostólico recibiendo un cheque de manos del Diablo mismo, agradeciéndole sus buenos oficios! ¡Ah! ¡Fin de mundo! VEA lo ha confirmado más allá de toda duda razonable: el Diablo sí existe… y está en Venezuela, lo que no sorprende tanto, desde que el Gobierno ceduló y dio vía libre, esto se ha llenado de indeseables. Pero es noticia. Ellos lo vieron y así lo informan, veraces como ellos solitos. Yo no salía de mi asombro; el director de ese diario, el viejo García Ponce (a quien jamás se le ha conocido oficio), quien es lo suficientemente viejo como para conocerlo, de cuando el Diablo era un muchachito (hay quienes sostiene que fue quien lo mal aconsejó en la guerra contra Dios, no me extrañaría), fue testigo de excepción del chequezazo ya que iba pasando por ahí en el momento. Lástima que no tenían una filmadora; imagínense: una entrevista al Diablo. Aunque no creo que se atrevieran… quién sabe a quien habría señalado Lucifer como su preferido. Aunque ahora (siempre hay gente así) hay… quienes dudan que la noticia, y la imagen, sean ciertas. Dios, cuánta falta de fe.

 

   Hay quienes sostienen que la imagen está truncada, que es de Chávez cuando va repartiéndole su “amor” a los presidentes satélites de Bolivia o Nicaragua. Y que la idea fue de otro de los cerebros jóvenes, ágiles y felinos del Gobierno, el general Müller Rojas, más viejo todavía que García Ponce (aunque lo niega con fiereza), tanto que existía antes del inicio del tiempo mismo. El problema es que eso termina de restarle algo de seriedad al diario VEA. Y creo que es allí donde hay que buscar la razón de que nadie lea, escuche o vea noticias ofrecidas por los medios oficiales. Y eso que VEA venía cojeando hace mucho tiempo. Recuerdo cuando la guerrilla, después de vender a aquellos rehenes dándole su libertad, cuando la señora Rojas no pudo aparecer con su hijo Emmanuel, porque la FARC se habían desecho de él. El diario VEA dijo, sin ningún recato o medida de la idiotez que decía, que la entrega de Clara Rojas había obligado al gobierno cruel de Uribe a decir donde estaba el niño Emmanuel; en ningún momento el periódico se preguntó ¿por qué la guerrilla no lo había hecho antes? ¿O como negociaban al niño en el precio final, sabiendo que no lo tenían? Pero esas son las cosas que los enreda y producen la sensación de que… mienten, encubren o cambian la verdad según convenga.

 

   Un diario serio, aquí en Venezuela, que cayera en semejantes ligerezas, provocaría gritos de escándalo, llanto de indignación justiciera en la Asamblea, Fiscalía y el comité de usuarios de los bienes nacionales que ayuda a CONATEL para armar un escándalo mayúsculo contra esos mercaderes de la noticia. Pero… lo que es bueno para unos, no lo es para los otros. Es una revolución de izquierda, debemos recordar, así que siguen la vieja maña socialista de usar cuánta porquerías puedan y gritar si alguien intenta rozarlos con ella. Pero yo sigo con la duda, ¿y sí el Diablo sí anda por aquí? Eso explicaría tantas cosas…

 

Julio César.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: