NUNCA FALTA UNO

espontaneo-sospechoso

   Estaba buscando que le dieran lo suyo…

 

   Nunca falta. En todo grupo deportivo, estar médico en pabellón, vestuario de fábrica o compañía, siempre estaba el que comenzaba a payasear en las duchas o el vestuario, con un baile sobre el banco, meneándose como gorila para terminar bailando como streeper, bajando cosas más de la cuenta mientras los demás lo sisean, aplauden y aupan. Y él quiere, quiere enseñar, que le vean la pepa del culo y todo lo demás, por extraño que parezca. Y los demás, aunque machos muy machos, ríen y… lo dejan seguir con ese baile que les atrapa las miradas, aunque muchos no quieran.

 

Julio César.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: