NIÑA MIMADA Y CACHONDA

nenita-traviesa1

   Temió que se lo arrancara…

 

   -Hummm… Hummm… -gemía la nena, subiendo y bajando sus caderas sobre las del macho, enterrándose una y otra vez la enorme y gruesa barra de carne dura en su vagina.- Menéala, maricón… -le grita, sorprendiéndolo como siempre.

 

   La nena era tremenda. Cansada de jugar con sus muñequitos, había pillado al chico del mercado y llevaba sus buenos veinte minutos cabalgándolo como yegua maluca. Y mientras jadea ahogado, todo sudado y algo acalambrado, el joven piensa que en verdad los ricos son diferentes…

 

Julio César.

Una respuesta to “NIÑA MIMADA Y CACHONDA”

  1. Desvelado Says:

    Mmm, eso se vé muy sabroso…me hubiera venido en 20 segundos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: