CUIDADITO CON EL BOTOX

   Leyendo una noticia donde se decía que en la Argentina habían prohibido el uso del botox como producto de belleza (imagínense, una cosa que contiene cepas activas del botulismo), pensé en el caso venezolano. Hace tiempo se denunció por televisión que en cada tarantín autodenominado salón de belleza, se administraba este producto. Lo que no es raro. El venezolano es extraño en ese punto; está en una larga cola y pasa un tipo con un tobo plástico vendiendo agua fría, y la comprasen preguntarse de dónde salió. Quise leer más sobre el botox y encontré una columna que me hizo sonreír un poco. Es más una crítica farandulera, pero fue amena. E informativa. La encontré nada más y nada menos que en LAS VERDADES DE MIGUEL (qué dirán mis amigos de la Oposición), de mano de Fabricio Yarica. Disfrútenla:

……

 

¿BENDITO BOTOX?

 

irena-medavoy

   No es extraño que en muchos países los departamentos de Sanidad quieran ir con extremo cuidado, teniendo en cuenta las desafortunadas botox-experiencias vividas en EEUU, un país donde la arruga no sólo no es bella, sino que supone la muerte laboral y social. En la industria cinematográfica, por ejemplo, el botox y los implantes de colágeno se han extendido tanto que algunos productores y directores están rechazando a los actores que se lo han puesto. No fue mentira que el director de Moulin Rouge, Baz Luhrmann, se quejó de que los actores se hayan inyectado tanto botox que no podían moverse bien ni es una exageración que Martín Scorsese no consigue dar con una actriz que pueda expresar sus emociones. De hecho, en Hollywood se comenta que la inexpresividad del rostro de la Nicole Kidman le robó su nominación por Cold Mountain y que las grandes devotas del botox son Elizabeth Taylor, Nancy Davis, Carry Fischer, Penny Marshall, Meg Ryan, Demi More y Michelle Pfeiffer.

 

   ¿En Venezuela? Varias actrices han acudido al milagroso elixir de la juventud para verse eternamente muchachitas, aunque le pesen los años. Lila Morillo fue la primera (por eso es que parece hermana de sus hijas), le siguieron otras como Dora Mazzone, Viviana Gibelli, Hilda Abraham y algunas veinteañeras de RCTV y Venevisión que no quieren ver en sus rostros la más pequeña línea de expresión. Alejandro Chabán dijo sin rubor en E! Entertainment que también se aplicó toxina botulínica. A lo que sí deben estar atentos nuestros artistas es a las sobredosis peligrosas. ¡Que le pregunten a Irena Medavoy qué es una sobredosis de toxina botulínica! Esta ex modelo, portada de la revista Sports Illustrated y esposa de uno de los hombres más poderosos de Hollywood, el productor Mike Medavoy, ha demandado a los laboratorios Allergan y al dermatólogo de las estrellas de Hollywood, Arnold Klein, por una desastrosa sobredosis de Botox, tal y como ella misma lo define. Irena sufre envejecimiento precoz, fiebre, visión doble, ruidos internos, enfermedades gástricas y, para colmo, tiene los ojos tristes y lacrimosos.

……

 

   Qué va, es mejor envejecer con gracia… digo yo que ya no tengo tiempo de aligerar las líneas de risa junto a mi boca sin que los amigos se den cuenta. Y antes de soportar preguntas y risitas, es mejor morir.

 

Julio César.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: