JACQUELINE FARÍAS SE REGODEA EN SU HAZAÑA…

nena-hot1

   Y a diferencia de mí, sin un ápice de vergüenza…

 

   Cuando se pierde todo sentido del ridículo personal, de decoro y decencia, nos encontramos a una mujer como Jacqueline Farías, gritando como una Miss no muy segura de sus ‘méritos’ (“gané, gané”), cuando hacía su entrada triunfal una noche tan lin… perdón, el día jueves 16 de abril del año en curso en la sede del gobierno capitalino para posesionarse del ‘cetro’. Siempre he creído que debe ser sabroso vivir así, sin miedo al que dirán, sin pudores o vergüenzas que te limiten. Como Jacqueline.

 

   La mujer reía y se congratulaba por la imposición a dedo echa por el Presidente de la República, declarándola máxima autoridad del gobierno capitalino, lanzando una pellada sobre la voluntad soberana y popular de la gente que dijo en unas elecciones: “No, otro chavista mandando no, son demasiado ladrones e inútiles”. Pero eso a ella le sabe a casabe, así como el robarse atribuciones que nadie le dio, porque nadie la eligió al no sabérsele  aptitudes para nada como no sea reírle los chistes malos al Presidente, en su programa tragicómico, “Le Haló Al Presidente”.

 

   Para coronar la torta, la mujer se hizo acompañar de dos joyitas que brillan con luz propia por lo groseros e incapaces (ya hay hasta una ley física: mientras más insulta el funcionario, menos sirve para nada), el alcalde de Libertador, Jorge Rodríguez y el Vice presidente de la república, Ramón Cañizales. La mujer, con su séquito, cayó como zamuros sobre el cargo para el que no fue electa, por lo que, curándose en salud para continuar allí (y jalando y jalando), alegó que no se siente impuesta a la fuerza, sino señalada por el dedo mágico del presidente, quien todo lo sabe y todo lo ve en su graciosa sabiduría (¡Dios mío!).

 

   Interrogada sobre el por qué de la burla al electorado y la usurpación de funciones, explicó: era difícil para el Presidente mandar con alguien que no le fuera genuflexo, dócil o adulante, eso lo descontrola; (palabras más o meno textuales). Claro, la Oposición cojitranca todavía no le exige una respuesta a Tibisay Lucena, presidenta del CNE, sobre sí en este país votar aún es un derecho vinculante y sí es que no debe respetarse los resultados declarándose de facto una dictadura. Porque si el voto no sirve para nada, ¿cómo reconocer la autoridad del Presidente Hugo Chávez? Pero no, nadie la ha buscado para saber; los temblores y el miedo los mantienen casi tan aterrados como a los garantes de la constitucionalidad, los militares.

 

   Pobre país.

 

Julio César.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: