NADIE ENTENDÍA

NENA CALIENTE

   Lo que necesitaba era algo grande y grueso, caliente y duro…

   Su marido pronto llegaría para salir a la cena y aún no estaba lista. Esa ropita interior la había excitado, sus dedos recorrían una y otra vez su pantaletica hasta que el ardor fue demasiado. Necesitaba tocársela, sobarla con sus dedos. Sabía que los labios estarían inflamados, sensibles, deseando los rudos dedos de un macho, o su boca, una lengua que los acariciara y luego se metiera. Contiene un jadeo al hundir el primer dedo, casi gritó y sus piernas se tensaron. Era tan rico, pero también tan desesperante. ¡Necesitaba más! Dos dedos entraban y salían mientras gemía con voz ronca, sudando, agitada. Sus dedos, adentro, se agitaban.

   -Coño, mami, ¿no estás lista? ¿Te pica la cuca otra vez? Esta mañana te atendí bien. –se agitó al oír a su marido, riente, algo ebrio, de pie, con dos de los amigos del trabajo, tan tomados como él, a sus espaldas, mirándola de forma impactada. Volviéndose a ellos, comenta.- Le pica la pepa…

   -¡Carajo! Cuando a una hembra le pica…

   -Hay que darle…

   Y ella medio gritó al verlos acercarse… abriendo las piernas, totalmente mojada, casi estremeciéndose antes de que todos esos dedos fueran hacia ella, hacia su gruta secreta del placer… y uno, extraviado, a su culo.

Julio César.

Una respuesta to “NADIE ENTENDÍA”

  1. luis Says:

    tekiero rascar esa cica y mamatela la tienes grande

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: