Archive for 30 junio 2009

¿POR EL TEMBLOR DEL PULSO?

junio 30, 2009

HILO POR EL CULO

   -Sí, Rodrigo, sé que tengo la etiquetita metida casi en el culo, pero si te pido que la saques con ese pulso tan malo que tienes, te la pasas toqueteándome media hora y no la sacas. Bueno, la vez pasada me sacaste el hilo y me metiste un dedo en la cu…

Julio César.

Anuncios

LA MAÑANA DE TU VIDA

junio 30, 2009

MIRANDOTE...

   ¿Qué decir del hombre que ya sabe, de joven, dónde está su destino?

……

   La noche fue de jadeos, pieles ardientes y deseos. Fue de locura, de roces, de amarguras y pasiones; pero llega la mañana y con ella la tormenta. Ahora se aleja a la carrera seguido de su mirada, sin volverse, porque esa mirada le quema la espalda como quemó su alma. Un hombre se aleja a la carrera de esa otra persona con quien encontró lo que nunca imaginó necesitar. Escapa como el viento de lo que hizo, de lo que sintió. Huye… de su necesidad de volver, sin entender aún que esa es una guerra perdida.

……

   Es fácil escapar de lo que se desea cuando somos jóvenes; se confía en que el tiempo de el olvido, pero ¿y sí tan sólo es lo que se espera? ¿Y sí la paz, la calma, el sosiego nunca llega? Es difícil imaginar una vida larga, un día tras otro, moviéndote por una casa de ventanas cerradas, de cuartos vacíos, de silencios que alarman. Pero eso no lo sabemos cuando somos muchachos, eso lo enseña el tiempo, muchas veces cuando ese mismo tiempo se nos acaba.

Julio César.

COSAS DE ESCOLARES

junio 30, 2009

COLEGIALA CALIENTE

   De ahí salía candela…

   -Bueno, está bien, no uso pantaletas, me da mucho calor, ¿y qué? –preguntó la jovencita, enseñándoles su desparpajo a los amiguitos del salón, que se quedaron de piedra… por lo duro.

   -¿Te la soplo? –preguntó ronco uno de los chicos, y comenzó si que le dijeran. Al rato lo acompañaban tres más, pero esas bocas ya estaban como muy cerca de la candela, y ella ardiendo también.

Julio César.

DEL AMIGO MEXICANO SOBRE RONALDO

junio 30, 2009

CRISTIANO RONALDO

   -Y yo que sólo busco amigos…

   Sabrán, y no se malinterprete, que me cae bien este tipo, el joven portugués Cristiano Ronaldo. Antes parecía un niño buena gente, imagino que para estos momentos debe estar muy crecido y creído. Ahora es toda una estrella… aunque no entiendo cómo lo hace. Siempre se habla de lo genial que es, pero yo nunca lo he visto ganar. O serán los juegos que yo veo (buenos, hay quienes dicen que yo empavo al Magallanes con tan sólo sentarme frente al televisor). Me agrada porque siempre le voy a los portugueses y españoles (aunque no tanto como a los lusos) en el futbol europeo, ahora que descarté a los italianos por lo del asunto Zidane. Jamás volveré a irle a Italia, ni siquiera porque Maldini todavía juega.

EL LLANDO DE RONALDO

   Bien, me agrada Ronaldo, porque su gente juega con pasión, con verdaderas ganas… pero no ganan. Y Ronaldo siempre llora. Con dolor. Y eso es… parte del partido: jugó Portugal, perdió y Ronaldo lloró. Lo admito, me agrada el muchachón y me alegra que le vaya bien. El asuntico con la París Hilton todo el mundo (menos él, aparentemente) sabía que terminaría mal, pero ¿qué se le hace? Es joven y comete errores. Por eso me sorprendió un poco esta entrada de Fernando Tovar Alonso, un amigo de la Web, mexicano, que escribe con un grato sabor localista. ¡Lo odia! Y me pareció exagerado. Pero veamos que escribió y decidan:

……

Por Fernando Tovar Alonso.

El futbolista portugués Cristiano Ronaldo ha sido el escandalazo deportivo del año y es que el Real Madrid, uno de los equipos más emblemáticos de España y del mundo, lo ha contratado por la nada despreciable suma de 94 millones de euros, es decir, que el jugador de 24 años, vale más que Anáhuac, Lampazos, Hidalgo, Coahuila, con todo y sus tres vacas, dos perros, el centro recreativo El Coyote y la presidencia municipal juntos.

A veces me he puesto a pensar que no será demasiado lo que consiguen estos buenos para nada que se la pasan todo el día detrás de un balón, y conste que no es envidia, porque como bien lo ha dicho en su Plus Ultra, el decano del oficio, Don Juan Pérez Ávila, ese es uno de los pecados que a mi tampoco se me da, a pesar de que puedo parecer un tipo resentido social con todos los milagritos que le cuelgo a los demás, pero todo lo que aquí relato, con lujo de detalles, son historias extraídas de la vida real que son chismes a voces secretas que en los grandes salones del pueblo se cuentan en corrillos apretados con más saña que la que imprimo en mis melodramas cotidianos.

Cristiano Ronaldo amén de millonario en euros, es el futbolista más perseguido por la mujeres y por si fuera poco, muéranse de envidia los que si padecen del tremendo pecado que agobia a los pusilánimes, gana mucho dinero con las promociones publicitarias de las diversas mercaderías que anuncia en todos los medios de comunicación a favor de las grandes firmas que se pelean los derechos de marca registrada del deportista para los contratos anuales de las temporadas de moda que cambian con los solsticios y los equinoccios, no conforme con ello, cobra hasta por respirar en cada evento al que es requerida su rutilante presencia, es decir, si alguno de ustedes, queridos lectores, desea invitarlo a la revelación de una placa, a la inauguración de una tienda o al bautizo de su bodoquito, le extiende su recibo por honorarios por varios ceros, y si se quieren tomar fotos con él para que aparezcan en alguna publicación o en entrevista televisiva, ese es otro precio que se suma al costo convenido.

Ronaldo jugó la final contra el Barcelona, en el Manchester United, pero como el equipo catalán ha arrasado con todos los trofeos de futbol, su eterno enemigo, el real Madrid, que antes era considerado como el equipo a vencer en todos los torneos españoles y en las copas internacionales, anduvo de capa caída por varias temporadas, pues, ahora quiere volver por sus fueros para agenciarse más seguidores y por ende más dinero para poder pagar el sueldo de Cristiano y de otros grandes cracks del futbol, o sea que todos esos enroques financieros valen la pena, porque al rato, el Real va a tener equipazo para acceder a los podios de los triunfadores y a las pasarelas de la fama mundial.

A falta de la confirmación oficial del acuerdo con el jugador portugués, que ya está cerrado según fuentes del club, los casi 95 millones de euros que ha costado, según el cambio vigente, suponen 20 millones más de lo que el Real Madrid desembolsó por Zidane en la primera etapa de Florentino Pérez en la presidencia del club.

El Real Madrid ha sido el destino de los cuatro fichajes más caros en la historia del fútbol con Cristiano Ronaldo, Zidane, Kaká y Luis Figo, y tiene además otro entre los diez más elevados y yo, que había llegado a pensar que mi tía Tencha, que es bien coda con sus cuatro marranitos y su montón de vacas lecheras, dos gallinas ponedoras (no me refiero a mis primas Hortensia Guadalupe y Chela Sugey) tenia harto dinero, ahora con esos números tan desorbitados no me queda otra más que poner los pies en la tierra y no desearle la muerte pronta a mi sacrosanta pariente, que al fin, su fortuna no es tan grande, a lo mejor a mi se me presenta la oportunidad de firmar un gran contrato con el New York Times o en el Bustamante “Nius” y así, de una vez por todas, salir de pobre. Diosito pero que sea pronto, ái te encargo.

http://fernandotovaralonso.blogspot.com/2008_09_01_archive.html

……

   ¿No es terrible con el muchacho? Sin embargo, quitando cosas, así más o menos siento referente al señor David Beckham (¡ese tipo odioso!). No todos pueden caernos bien, ¿no?

Julio César.

TARDES DE BINGO

junio 30, 2009

TRICOGIDA

   Sólo faltaba que le dieran las cuatro esquinas…

   Mamá, después de enviarnos a la escuela y recoger lo corotos del amuermo, se iba para la casa parroquial a jugar bingo con otras doñitas de mediana edad como ella. La cosa era que… se iba todas las tardes y regresaba agotada, sudorosa y contenta. ¿Tan bueno era ese juego? Me decidí llegarme a ver, pero la puerta de la casa parroquial estaba cerrada, y escuchaba gruñidos (¿de gente que perdía?), pero no veía a nadie. A falta de ventanas, pegué un ojo a la chapa de la cerradura… y sí, mamá estaba en la casa parroquial, y estaba decidida a sacarle todo lo que tenían el padre Antonio, el padre Héctor y uno de los laicos más trabajadores de la parroquia. Esos carajos gritaban, sudaban y se estremeciendo dándole palos con furia por todos lados, pero creo que mamá les ganará al final.

Julio César.

HONDURAS AMANECIÓ DE GOLPE, SE DESCONOCE EL PARADERO DEL PRESIDENTE ZELAYA

junio 28, 2009

MANUEL ZELAYA

   Es lamentable esta reiteración de la historia de la América Latina. Los militares se reúnen, van y tumban un gobierno. Pero es que ya las irregularidades rayaban en el franco abuso. El ejercito hondureño ha cargado durante generaciones con la muletilla de carniceros, opresores y brazo armado de todo abuso desde el poder, y ahora que intentan lavar su cara de garantes de la constitucionalidad, se encuentran con el presidente Manuel Zelaya.

   Infectado con la enfermedad que recorre al Tercer Mundo, Zelaya pensó que era injusto que él debiera abandonar el poder, que siempre es grato y sabroso para quien manda y su entorno íntimo, y quiso hacer una consulta popular que le permitiera cambiar la Constitución. Hasta allí no tendría nada de malo, es humano aferrarse a lo que se desea… El problema estuvo en los medios. La ley de su país le prohibe (¡por ley!) celebrar consultas refrendarias ciento y poco días antes o después de unos comicios electorales, comicios pautados para este noviembre. No era capricho de los militares, de la Corte Suprema o sus opositores político. Es la ley. Pero Zelaya cree, como se cree en esta parte del mundo, que él es la ley, el Estado, que sus deseos y caprichos son voz de pueblo y por lo tanto la ley; y que la Constitución, las normas que deben ser rígidas e igualmente aplicadas a todos, grandes y pequeños, no se destinan para él.

   No sólo violó la ley haciendo el llamado refrendario, sino que intentó utilizar al ejército de su país como brazo político armado para que lo secundara en sus delitos contra la Constitución vigente (no cambiada aún), de Honduras. Sorpresivamente para mí como venezolano, el alto mando hondureño se negó a secundarlo en sus vagabunderías, alegando que el ejército no puede parcializarse por un grupo político. Antes las presiones, el jefe de alto mando renuncia. Lo más desconcertante es que sus colegas lo hacen también, en solidaridad, y el ministro de la Defensa, igual. Sorprende porque el alto mando y el ministro son nombrados directamente por el presidente, en este caso Zelaya, pero esa gente como que cree (qué país, Dios mío) que por encima de los deseos del presidente, está Honduras, su Constitución y su Estado de Derecho, que el país no le pertenece. ¿No es increíble? Imagino que en Venezuela los militares deben estar muy confundidos.

   La Corte Suprema de Justicia hondureña, encarada a esas renuncias, las echa para atrás, ¿por qué sí es el Presidente el que designa al alto mando? Porque para destituir o exigir la renuncia a alguien, la ley (palabrita que enferma a los pichones de déspotas, Hugo Chávez las crea sobre la marcha, Evo Morales reconoce que si una ley le estorba le dice a sus diputados que la cambien), estipula que para echar a alguien debe existir tal o cual causal, que en este caso no están presente.

   Zelaya chilla entonces, mientras habla de conspiraciones y no sé sí nombró a la CIA, que él no hacía un referéndum sino una encuesta “para que el pueblo diga”, porque imagina que la gente es imbécil, pero ante la pregunta de la Fiscalía sobre quién cancela el costo de tal llamado (aparentemente no sale de los bolsillos y ahorritos de Zelaya, la familia y el entorno íntimo, calla) el hombre calla. Pero, contra viento y marea, decide que este domingo habrá consulta popular. Porque su deseo está por encima de la legalidad. Lo lamentable es que seguramente muchos hondureñas creerán que es cierto, que sí el presidente quiere hacer una consulta, que la haga. Pero no, repito, él no es el dueño del país, del erario nacional, ni del destino de los hondureños. Es tan sólo un funcionario público, el Presidente de la Republica, sí, pero sólo eso, un funcionario. Sí él quería esa consulta, debió hacerla el año pasado, sí no lo sabía alguien debió decírselo. Seguramente se lo dijeron, pero no le importó.

   VTV, canal de televisión del gobierno venezolano, grita que fue un golpe de estado contra un presidente constitucional, no hablan del golpe previo del presidente a la ley, ni de su ataque a la constitucionalidad. Hablan de muchedumbres en las calles en apoyo a Zelaya… mañana sabremos la verdad, y sabremos qué tan confiable es VTV. Personalmente me desagrada el señor Manuel Zelaya desde que lo vi exigiendo un regreso de Cuba a la OEA y que se le presentaran excusas por su expulsión, sin acordarse ni por un momento de los rehenes cubanos que allí habitan, que no pueden moverse, comer o decir lo que les da la gana, como cualquier otro en esta pobre Latinoamérica,  porque una férrea dictadura los mantiene encadenados hace más de cincuenta años. Ni una vez condenó semejante régimen aberrante. Cuando lo escuché me dije: otro payaso más en esta larga galería.

Julio César.

LA MEDICO CUBANA RECIEN LIBERADA POR EL OPROBIOSO REGIMEN, HILDA MOLINA, RECIBE METRALLA DE LAS MADRES DE LA PLAZA DE MAYO

junio 28, 2009

ESTELA DE CARLOTTO

   -Maldición, lástima que no podemos arrojarla desde un helicóptero al mar…

   La verdad es que la desvergüenza de este grupo de mujeres que todavía añoran y lloran por la ex dictadura argentina ya llega a los extremos. Se sabe que son financiadas por regimenes militaristas como la satrapía cubana y el autócrata venezolano, quien en su uniforme las pone a gritar histéricas, pero deberían medirse cuando tratan con gente decente. Al menos por eso, porque esta, su víctima, sí es decente. Hilda Molina, prisionera del régimen cubano durante décadas, como lo son todos los que no pueden ir de aquí para allá según su gusto y deseo, ha declarado al mudo su parecer sobre el sátrapa; pues el grupito de aventureras, sintiéndose obligadas por el dinero que reciben, salen a atacarla en la Argentina. Estela de Carlotto, quien ha vivido todos estos años de la teta del financiamiento a su organización, le gritó que callara y no se metiera en política. Quién sabe qué más dijo en el seno de su grupo militante. Debería cuidarse la señora Hilda Molina, gente como esta suele ser peligrosa, sobretodo si ven que peligran sus medios de vida.

Julio César.

TINITA… UNA PUTICA SENTIMENTAL… (2)

junio 28, 2009

WOMEN HOT

   Caliente ya no pensaba… sino en que le dieran. Y duro.

……

   -Por favor, no… -gime ella mareada, cuando él deja su boca; quiere detenerlo, una chica decente no hacía esas cosas, pero sin darse cuenta sus caderas iban y venían un poco, buscando los dedos que se le metían.

   -No temas, te voy a dar güevo hasta por las orejas. –finge no entenderla.- Dime putica, ¿ya te has gozado dos güevos a un tiempo, uno por la cuquita caliente y otro por tu culito estrecho?

   -¡¿Qué?! –la impacta.

   -Porque estás a punto de vivirlo, mami rica. Dos güevotes para ti… -le informa sonriente, casi sádico, señalando más allá con un gesto.

   Desconcertada, y algo asustada, ella vuelve la cabeza y encuentra a otro carajo. Allí estaba el joven ayudante del señor Mijares, casi tan alto y fuerte, sonriendo, con un güevo enorme fuera de su bragueta, rojizo de ganas, botando agua ya…

   -Ay, pero qué putica más linda eres… Te vamos a dar güevos de los buenos. –dice el otro, riente como una comadreja, acercándosele también.

   -¡Nooo! –gime ella.- ¡Nooo! –repite intentando librarse, pero un brazo de Mijares la retiene por la espalda, sin que sus dedos abandonen del todo su lugar dentro de la pequeña pantaleta, quemándose con la suave vagina, y quemándola a ella también.

   Pero es inútil toda resistencia. Mientras gime al ser besada nuevamente por aquella boca ruda que la raspa con la barba, Mijares se le frota del vientre, descubriendo que en algún momento mientras ella vigilaba al joven ayudante, el otro había sacado también su güevo realmente titánico, amoratado, tieso y lleno de venas. Ese palo le quemaba la barriga, mientras el hombre continuaba manoseándole la cuchara, frotando adentro y fuera con sus dedos. Fue cuando sintió el choque del cuerpo del otro a sus espaldas, y se le pegó también, caliente y duro, con su tranca golpeándola, bajando una manota y metiéndola también dentro de la pantaletica, manoseándole duro una nalga.

   -Epa, aparta tu güevo babeante de mí. –le gruñe Mijares al socio, retirando su brazo, y ahora los dos empujan hacia delante, dejando a tinita en medio de un sánduche de carne.

   Es una locura, ella quiere gritar y correr, pero esos dos carajos la retienen, ambos con sus manos dentro de su pantaleta, los dedos de Mijares metiéndose dentro de la vagina, hondo, lento, masturbándola, mientras los dedos del otro recorren su tibia y lisita raja interglútea, frotando uno de la entrada de su culito, presagiando que pronto entraría también. Esos dedos, esos frotes…

   -Ahhh… -gimió ella, loca, revolviéndose contra ellos. Ya no piensa.

   Mijares le sonríe al socio quien asiente. El de más edad baja el rostro y le muerde suave un duro pezón, haciéndola gritar otra vez, mientras sus dos dedos siguen trabajándole el clítoris. Ahora un dedo del socio intenta metérsele dentro del culo, abriéndola. La chica se tiene que sostener de los hombros de Mijares, débil, mientras la cuca le arde terriblemente. Quiere que… le hagan de todo, y separa más sus piernas.

   -Mírate, qué puta… -susurra casi en su oreja, el socio de Mijares, quien logra bajar un poco su cuerpo y su verga, dura y ardiente, se frota de las tersas nalgas sobre la pantaletica, haciéndola estremecerse.

   No pasa mucho tiempo antes de que Tinita, con sus moñitos, su pantaletica y tacones, esté semi arrodilladas sobre un sucio sofá verde (no se sabe si de moho), mientras su boquita roja sube y baja, con esfuerzo pero golosa, sobre el güevote de Mijares, quien está sin pantalones, únicamente llevando una camiseta que dejaba casi todo su torso al aire. Esa boquita baja lamiendo, apretando, chupando, y sube, entre gemidos tragándose cada gota de licor allí, succionándola más. Mujica jadea, cerrando los ojos comodote; ¡esa boca comiéndolo y majándolo era tan rica! Sus caderas suben levemente, arriba y abajo, cogiéndole la boca, mientras con una mano la retiene del cabello, guiándola rudamente en la mamada.

   Tras ella, chinito en pelotas, con ese güevo bamboleándose en el aire, el joven socio del otro, arrodillado, separando la suave pantaletica roja con un dedo, bucea dentro de esa cuca caliente, saboreándola, metiéndole hondo la lengua, chapándola, azotándole el clítoris provocándole gemidos y temblores a la chica. Esa boca se cierra sobre la vagina y la chupa, antes de meter nuevamente la lengua húmeda y calida. El joven cierra los ojos, qué rico era mamarse una cuca caliente así; su nariz pega de la raja que va al culo y le encanta.

   -Así, putica, mámate tu güevo, ¿te encanta mamar, verdad? Eres una puta muy caliente y esto te encanta… -le gruñe Mijares, mirándola a los ojos. Se ve jovencita, enrojecida, con la boquita muy abierta como una ‘o’ mientras sube y baja, como una becerrita, sobre el enorme tolete del macho.

   Sonriendo algo cruel, el joven asistente atrapa el clítoris con sus labios y comienza a masajearlo, rápido, rudo, y ella se arquea, se tensa y grita. Mujica sonríe, sabe que lo que el chico hace enloquece a toda hembra saludable y sana, despertándole todas las ganas de tirar. No le sorprende ver a Tinita soltar su güevo rojo y grueso, que cae sobre su panza, bañado en saliva, mientras mira al ayudante.

   -Por favor… por favor… -no sabe qué decir.

   -Por favor, ¿qué? –pregunta el más joven, dejando de mamarle la cuca, pero metiéndole un dedo ahora.- Dilo, puta, y tal vez te lo demos.

   -Métemela. Cógeme. Méteme tu güevo. -gritó, avergonzada, enrojecida de furor.- Ya no aguanto más…

   Y era cierto, piensa el muchacho al ponerse de pie, golpeándole una nalga a la muchacha con su barra de carne dura. Esa cuca estaba echa una sopa, esa nena ya no enguantaba más y necesitaba de un macho que la satisficiera. Sonriendo, todavía cruel, aferra su güevote y frota la roja, lisa y ardiente cabeza de los labios de la vagina, descubierta de la pantaleta todavía por un dedo del muchacho (aparentemente coger a una tipa que usaba aún su tanga, le encantaba). El glande penetra medio centímetro, se frota de arriba abajo y sale. Ella gime contenida, sus nalgas van hacia atrás, buscándolo. ¡Quiere un güevo ya!

   -Métemela, por favor… -le suplica casi llorosa.- Cógeme que… Ahhh, sí…

   Grita la fémina cuando el tolete va enterrándosele en la ardiente cuca, poco a poco. Él también bota aire, ese cuca le atrapa y hala cada pedacito que entra, hasta que la mete toda, a fondo, estremeciéndola (era una verga grande, pero ella la domina). Su cuca titila, se dilata y contrae, mamándosela, mojándosela. Y el joven siente que se muere. Dios, qué rico era coger…

   Y el trío, entre arremetidas, jadeos y gruñidos, continúan en medio del feo y desordenador taller de reparaciones, oscuro y polvoriento, donde sobre el viejo sofá verde, un carajote cuarentón, musculoso y vistiendo únicamente una camiseta, está sentado y abiertote mientras una frágil y delgada chica de tetas grandes y nalgas redondas, sube y baja golosa su boca sobre su tranca rojiza y llena de venas, mientras otro carajo, más joven pero igual de grande, totalmente desnudo, saca y mete su güevo mojado, de los jugos de la mujer, de su vagina, golpeándola con su pubis mientras la coge con fuerza y rudeza, apartándole la tirita de la pantaleta con un dedo. Y a cada cogida ella gemía más y más. Es un cuadro hermoso.

……

   Carolina Fuentes (de Marotta), llegó a la torre Trece mal encarada. Hermosa, fría, silenciosa… pero furiosa. Por su vida, los retos dentro del bufete del cual era la socia más reciente, y joven, así como con su familia. Y con la putica, claro. Sí no fuera porque la necesitaba para ajustarle cuentas a otra puta, la echaba a la calle. Llegando al piso quince, mientras va por el iluminado, claro y alfombrado pasillo, oye risitas y cuchicheos en la recepción que daba a los despachos. No necesita llegar para sabe que Wilson estaba allí. Oprime sus labios tan sólo un poco más. Las auxiliares, practicantes, secretarias, mecanógrafas y abogaditas nuevas (así como uno que otro muchacho de pinta extraña), parecían fascinadas con el hombre. Este las atraía como… la mierda a las moscas. Oye su risa profunda, bien modelada, una voz realmente atractiva, piensa ella con desprecio.

   -Buenos días. –anuncia, fría, aséptica en su traje de falda y blusa y su sobretodo algo largo que le daba un aire de villana gótica. No se detiene, sigue a su oficina.

   Sí, allí estaba él rodeado de tres féminas jóvenes que lo miraban bobas, y uno de los chicos de recados, quien no podía apartar sus ojos de la bragueta del hombre. En el orden natural de las cosas, a Carolina no le sorprende esa reacción de todos. Wilson era apuesto, y ahora era francamente atractivo. Obscenamente atractivo. Era Wilson un hijo de italianos, de más de un metro ochenta, sólido, musculoso, de tórax ancho y brazos y piernas fuertes. Su cabello era claroso, levantado algo en puntas, su rostro delgado mostraba una frente con pequeñas marcas que lo hacían verse varonil, sus ojos grises eran un imán, como su nariz y sus labios algo… brillantes y llenos. El que esos labios estuvieran rodeados de una insinuación de bigotillo que también aparecía en la barbilla como una barba que ni candado era, lo hacía verse como amanecido, desaseado. Sensual. Su vestimenta no era la de un carajo que trabajaba en un bufete de abogados, usaba una franela de buena tela, cara, pero corta que apenas llegaba al borde de un pantalón jeans, también caro y de marca, que llevaba sin cinturón. Y ese pantalón era ajustado, mucho. Sus muslos resaltaban demasiado, su trasero, que más de una (y uno que otro) imaginaban firme y duro, tragaba un poco de tela. Y por delante estaba el bulto, que destacaba, que resaltaba contra la tela. Las botas negras, de buen cuero, completaba ese atuendo extraño. Era, en conclusión, una pieza que las mujeres gustaban de ver, y fantaseaban con él.

   Muchas personas se extrañaban que ese carajo trabajara allí, con esas pintas. Más su trabajo. Era un carajo joven, no llegaba a los treinta, de mente lúcida y rápida en los tribunales, manipulador, muñidor de oficio. Con esa pinta, labia y falta de escrúpulos todos imaginaban que se convertiría en el socio estrella, el niño mimado de la firma… pero había terminado como el asistente de Carolina Fuentes (de Marotta). Y ese porte, esa pinta, ese atuendo, ese aire de animal sexual, era hechura de la mujer. Ella lo había convertido en… eso. Al verla entrar molesta, el hombre ensereció un poco, guiñó un ojo a todos como diciendo “la fiera llegó brava, voy a calmarla”, y fue a la oficina. En su espalda y trasero caían todas las miradas, y casi pareció oírse un suspiro.

   Dudando sólo un segundo, con el corazón agitado, Wilson abre la puerta y compone una sonrisa. Ella está allí, quieta, con los ojos cerrados. Cuando exclama un “buenos días”, ella lo mira con desdén. ¡Paff! La bofetada es sonora, fuerte. El atractivo rostro masculino casi se ladea, él parpadea. El cachete le hormiguea.

   -¿Por qué…? –pregunta, inconcientemente ¡Paff! Y calla. La primera fue sorpresiva, no sabe por qué fue. La segunda sí lo sabe. Por preguntar. Un perro no puede replicarle o exigirle explicaciones a su ama. Y lo había olvidado.

   Nadie podía entender qué había pasado, ¿por qué Wilson no era un exitoso abogado de carrera? Porque ella lo controló. Lo otro era peor, de machote en celo, de hombre predador había terminado sometido a esa mujer fría, quien ni le responde mientras va su escritorio, sentándose, mirándolo fijamente, abriendo sus piernas, mostrando una conservadora pantaleta negra. Se observan, él resentido por la cachetada, por todo. Ella con leve burla.

   Wilson la odia. Esa mujer lo había destruido, a veces quisiera… pero ya cae sobre manos y rodillas, enrojeciendo todo, viéndose más atractivo, reconoce Carolina con orgullo, era un perro de raza. Su perro. Y así, sometido, Wilson se acerca a la mujer, olfateando en sus piernas, caliente ya, con una dolorosa erección bajo su jeans, y mete el hocico, es decir la cara, en ese entrepiernas, olfateando a la mujer, pegando s nariz de la pantaleta, temblando de lujuria…

   -Perrito bonito… -la oye, fría, mientras una manita le acaricia tras una oreja. Y Wilson ya no piensa, frota su boca de esa pantaleta y lengüetea como perro jadeante…

   Y como pasa cuando alguien goza, alguien más se acerca. Alguien más mira y se sorprende. Y en este caso era alguien de la familia, que se detiene ante el espectáculo con un:

   -Pero ¿qué coño…?

   ¿Quién llegó? ¿Qué consecuencias traerá esto? Pero más importante… ¿se cogerán a dúo a la inocente Tinita? Carolina, ¿se meará sobre ese hombre sometido? ¿Cómo lo hizo, cómo lo controló? Ah, todo se sabrá.

CONTINUARÁ…

Julio César.

JOSE VICENTE RANGEL, BAJO EL NOMBRE DE MARCIANO RECONOCE EN EL DIARIO “VEA” QUE HAY MALESTAR Y DIVISIÓN EN LA FUERZA ARMADA NACIONAL

junio 28, 2009

NENA BELLA

   -Lo leí y me sofoqué; miren lo que escribió el viejo sátrapa.

……

LAS LÍNEAS DE LA CONSPIRACIÓN

LOS GRUPOS VIOLENTOS de oposición no descansan en su actividad. Se han trazado fechas y metas para llevar a cabo su criminal objetivo de provocar un derramamiento de sangre. No nos excedemos en la repetición cuando recomendamos tener los ojos bien abiertos. Hay varias líneas de dirección. Una es la UCV y las otras casas de estudios superiores. Como se sabe, la doctora Cecilia García Arocha ha resultado un obediente instrumento de la oligarquía para defender sus privilegios en la UCV. En manos de la derecha, la UCV es un refugio de la conspiración. Además, cumple las funciones de castrar a un importante sector estudiantil para usarlo como carne de cañón contra la Guardia Nacional y la policía. En los planes de la conspiración aparece en primer plano el choque violento de una masa estudiantil contra las barreras de seguridad de los cuerpos del orden público. El resultado previsto es la muerte de uno o varios estudiantes. El esquema es copiado del modelo aplicado en países del Este de Europa a fin de asaltar el poder. Yon “Medio Millón” siguió entrenamiento en estas tácticas bajo supervisión de expertos de la CIA.

……

   José Vicente Rangel, perdón, Marciano, se repite… en su maniobra de insinuar cosas sin probarlas. Dice no extenderse sobre los planes conspirativos, pero eso es para no decir quiénes (con nombres y apellidos) se reunieron a conspirar, dónde (un lugar geográfico no imaginario), a qué hora (y así se pueda rastrear los movimientos de los ‘conspiradores’ en la vida real), porque desde que Isaías Rodríguez se inventó un testigo que dijo que Patricia Poleo conspiraba con él en Panamá para matar a Danilo Anderson, y después resultó que el carajo estaba preso en esos días en Colombia, se cuidan de dar fechas o lugares. La torta fue demasiado grande, tanto que para que no se le investigara se le mandó a darse la gran vida en España bajo la protección de Rodríguez Zapatero. Por eso no dicen nada claro, sobretodo nombres, porque ¿y si a uno lo estaban operado en ese momento? Entonces recurre a ‘la conspiración’, a los ‘conspiradores’ sin caras, sin identidades. En cuanto a lo de derramar sangre, no he visto que exija sean detenidos los que atacan con arma y hacen estallar cosas, o que  incendiaron el Centro de Estudiantes, porque son grupos armados y sostenidos por el chavismo, que nada tienen que ver con la vida universitaria. Pero su desvergüenza de viejo zángano que tiene que hacer meritos para defender al corrupto del hijo, continúa.

000000000000000

OTRA LÍNEA DE DIRECCIÓN es el sabotaje y la paralización de importantes empresas del Estado. El objetivo son industrias de Guayana y PDVSA. La conspiración ha logrado infiltrar una “quinta columna” entre sindicalistas, reclutados en antiguas fracciones obreras. Su táctica es la demagogia obrerista y las reivindicaciones ultras. Es importante destacar que esta línea se usó en Chile para promover acciones aventureras y se ha empleado en otros países para quitar del medio a líderes sindicales revolucionarios y sustituirlos por ultras con ropaje radical, pero en verdad agentes de la contrarrevolución.

……

   Aparentemente, sí debemos creerle a Marciano, la Oposición utiliza armas químicas o síquicas que obligan a los directores y presidentes de cuanto instituto nombra Chávez, a ser sí no corrupto declarado como el ex alcalde José Vicente Rangel Ávalos, en un idiota, arruinando la empresa rápidamente. Que la empresa de cifras rojas, no pague a los que prestan servicios ni los salarios a los trabajadores, es obra, mediante magia satánica, de un grupo en las sombras que conspira. No es corrupción ni incompetencia de la izquierda. No, nunca es responsabilidad de este grupo, que ni soluciones intenta sino que, como José Vicente (perdón Marciano) buscan a quien echarle el muerto de su fracaso, porque en últimas instancias ¿de quién es la culpa la corruptela descarada del ex alcalde de Petare? ¿De Ledezma? Y pretende que la gente se lo crea, como si quienes parecen de la mala administración en esas empresas no pudieran sacar cuenta entre antes y ahora. Pero termina el indigno anciano…

000000000000000

UNA TERCERA ES LA CAMPAÑA mediática dirigida a la Fuerza Armada. Va acompañada de volantes, declaraciones, rumores, guerra sucia contra Chávez. El llamado “Movimiento 2D”, liderado por Simón Alberto Consalvi, es uno de sus ejecutores, pero el financiamiento viene del exterior en dólares. Organizaciones de los servicios secretos de EEUU, Israel y España tienen un papel principal en las acciones para dividir y descomponer a los oficiales de la Fuerza Armada.-

……

   Ah, hay malestar en la Fuerza Armada Nacional. Es bueno que Marciano lo reconozca, porque el ministro de la Defensa dice que no, y el presidente Chávez dice que no. Es bueno saber que mienten aunque ya lo sabíamos. Al parecer el malestar de los hombres informados no viene por la preferencia de la adulancia por encima de la meritocracia, o por la penetración del país de la bota insolente y rapaz de los cubanos, ni de los grupos narcoterroristas que han matado venezolanos y soldaditos en las fronteras, o el que quieran nombrar morrocoyes como oficiales por demencia de Calígula. Todo viene porque les calientan la oreja… ¿tal vez en el Samán de Güere se reúne un grupo de delincuentes para conspirar contra gobiernos democráticamente electos, Marciano?

JC

LA DOCTORA CURA CON CUCA… (2)

junio 26, 2009

NENA COGIDA

   -Hombre frígido es difícil; o hay quejas de la mujer porque él no mueve bien la macana o ella no es golosa. A mí me encanta una buena verga dura y caliente metiéndoseme hondo, duro, espillándome la campanita. El truco, amigas, es halarlo con la vagina, apretándoselo, que griten moribundos cuando subas y bajes, casi intentando quitárselo. –recomienda, mientras lo hace, sube y baja, mojándolo todo con sus jugos calientes.

MUJER EMPALADA

   Pero también había que jugar, sabe ella, moviendo ese culo y esa cuca como batidoras, arriba abajo y de un lado a otro, mientras se inclina y le muerde la nariz, le lame los labios, le mete la lengua, u obligándolo a morderle las tetas mientras le aferra las nalgas, guiándola con violencia de arriba abajo sobre su güevo caliente. La mujer, incluso, aconseja meter un dedo en el culo para sorprenderlas mientras el hombre le cepilla la pepa de la cuca.

DAME MAS

   -Ahhh… ahhh… sí, papi, destrózame la cuca; métemela hondo, dámela toda. Préñame con tu leche caliente… -grita, profesionalmente. Sabe lo importante que es gruñir como perrita, jadear con desmayo, gemir gozosa como sí doliera. Ah, los hombres eran tan predecibles, se dice mientras bate que da gusto sus caderas de arriba abajo, casi arrancádsela otra vez.- Oh, sí… dame tu leche, córrete dentro; déjamela empapada de semen, papito…

   Otro éxito médico.

Julio César.