YA ERA UN PROBLEMA

CUCA CALIENTE

   Una lengua en la pepa era una lengua contenta…

   Martina grita contenida, temerosa que la gente comience a entrar y la sorprenda. Sabe que a todos parecería una puta, pero no era su culpa. Tan sólo fue a ver una película cuando el carajo dijo que había perdido un celular y comenzó a buscarlo, lanzándole miraditas a las piernas. Miraba y miraba… y a ella la cuca se le mojaba, le pepa le ardía. Y el carajo lo notó, sorprendiéndola, metiéndole la cara entra las piernas. Sabía que era malo y peligroso, pero la pobre Martina nada puede hacer para contener los acontecimientos mientras gime, se retuerce, suda y pide más de esa lengua que la lame, dando lengüetazas sobre su pepa; esa boca que chupa, ese rastro de barba que pica sabroso y ese aliento que le cae en el pubis, la enloquecen. Ahora, desnuda, abierta, sabe que le darán más, pero es que cuando la pepa quería, la pepa mandaba…

Julio César.

Una respuesta to “YA ERA UN PROBLEMA”

  1. Monokino Says:

    La pepa de María es como la pepa de mi mujer caliente y siempre anciosa de lengua, y después bastante pinga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: