Y SÍ LO PRUEBA…

NENA DANDO CULO

   Sentirla, centímetro a centímetro, la hacía gritar…

   El cerrado culito es frotado por la roja cabeza y ella aprieta sus labios, gimiendo de anticipación. Se frota. Empuja y abre un poco y ella se moja toda. Entra la cabecita y ella se tensa. El sedoso tubo caliente es estrecho, pero lo hala, lo chupa. El carajo, que nunca había cogido culo, se asombra. Entraba suave y lo apretaba duro, mientras ella gritaba, estremeciéndose… exasperada de su lentitud. De un culazo lo arroja al mueble, se le monta, y entonces sí que hay culeo del bueno. Y cómo grita una hembra hermosa, saludable y tetona, con la cuca mojada, mientras el güevo tieso de un carajo le cepilla la pepa del culo.

Julio César.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: